Oración de padres por sus hijos

Padre amado, dueño de la vida:

Nuestras oraciones se vuelven una sola, como ésta y muchas noches, en la oscuridad de nuestro cuarto iluminada por una aquietada vela. Te pedimos por aquellos a quienes nos has permitido tener el privilegio de dar vida: oramos por nuestros hijos.

Cada mañana, antes de comenzar una nueva faena y entrar en una nueva rutina, ellos están en nuestras mentes y corazones. Son nuestros hijos, aquellos por los cuales lo daríamos todo, por ellos y para ellos va el cansancio de nuestros cuerpos, pues son el motivo por el cual todos los días despertamos. Ellos son el centro de nuestros pensamientos, como padres y madres que somos para ellos, queremos lo mejor para ellos, tenemos buenas intenciones y grandes deseos, porque queremos verlos surgir por su cuenta, triunfar en este mundo siempre cambiante, y así convertirse en orgullo nuestro y de ellos mismos.

Sean para ellos nuestras oraciones constantes de cada noche o cada madrugada, en cada momento que los ubicamos en nuestros pensamientos… Todo lo que hacemos o decimos, así como todas nuestras acciones, son para y por ellos, pues nuestro amor hacia nuestros hijos sólo quiere asemejarse al amor que tú sientes por nosotros, tus hijos, tu creación. Por ellos te pedimos día y noche, porque les amamos, como tú a nosotros.

Padre Santo, por el amor que les tenemos, te pedimos que dirijas sus vidas, así como las nuestras para poder ser buenos y dignos padres. Te pedimos por la inteligencia, la paciencia y el cuidado necesario para poder dirigirlos en la dirección correcta, y que, si encontramos alguna falla en ellos, tan sólo sepamos corregirlos y retornarlos por el sendero correcto, a través de los buenos hábitos que les enseñemos a lo largo de sus emocionantes vidas.

Por tu infinito amor…

Amén.

© Autor: Shoshan

Categorías Familia

Comentarios

Deja un comentario